NOVEDADES

El semanario satírico francés, Charlie Hebdo tenía un carácter polémico y en varias oportunidades hizo burla de las religiones, uno de estos grupos religiosos decidió ponerle fin el 07 de enero en curso, con un atentado en el que perdieron la vida 12 personas, incluidos el Editor, los principales caricaturistas y 2 agentes de la policía, otras 11 personas relacionadas resultaron heridas.  No hay discusión acerca del horror que esto significa. 


Esto ha generado un alto número de reacciones, de diferentes índoles,  entre las que se destaca la Gran Marcha de París, encabezada por 50 jefes de estado y con una convocatoria de más de 3 millones de personas pidiendo libertad de expresión y condenando  el terrorismo; muchas otras ciudades de Europa y el mundo se unieron a ésta y  en todas se destacó la consigna “Yo soy Charlie” o “Somos Charlie”.


A siete días después del suceso, otros titulares relacionados llaman la  atención e invitan a una reflexión profunda.

- El día 13 Charlie Hebdo salió al aire con otro nuevo número en Edición Especial, en la portada se destacaba una caricatura de Mahoma llorando, con el letrero de “yo soy Charlie” entre sus manos y el titular “Todo está perdonado”.   Su autor, Reinald Luzier “Luz” y el editor Gerard Briard, tuvieron que dar una rueda de prensa explicativa del sentido de esta caricatura, que no era más que “Un hombre que llora (…) los terroristas también fueron niños inocentes que dibujaban”.   Esta explicación fue necesaria  debido a que en las redes sociales circuló una versión de que era un nuevo insulto a Mahoma porque en la caricatura se evidenciaban dos penes, cosa que, ellos aclararon reiteradamente, no era su intención.

- El diseñador Joachim Roncin, creador del logo “Yo soy Charlie”  repudió públicamente el uso comercial de este logo y autorizó su uso  únicamente  a Reporteros Sin Fronteras, sin embargo, el logo está actualmente impreso en varios productos para la venta, tal como se puede comprobar en la red.

- Los 50 jefes de estado y mandatarios que acudieron a la marcha se fotografiaron en privado, haciendo luego un montaje de la foto. Varios medios de comunicación y prácticamente todas las redes sociales les trataron de hipócritas, sin considerar por un segundo que,  tal vez muchos lo sean pero este acto era un obvio tema de seguridad.

Reiteramos enfáticamente nuestro repudio por este atentado, pero también pedimos y esperamos de los usuarios de redes sociales y personas con acceso a los medios, manejar con respeto la información y en estos casos, muy especialmente por los dolientes.

                                                                                                                                                        -                             -
Aplaudimos la inquietud de la Unesco por su foro de reflexiones sobre el caso, a efectuarse el día de hoy  con diversas personalidades, titulado “Ser periodista después de Charlie”, y reiteramos su pregunta: “como ejercer la libertad de expresión, respetando la diversidad de culto y opinión”.

Autoría: Editorial Omiplanet, tomando como fuentes de información www.unesco.org y www.peru.com
Fotografías: Stock Editorial de Depositphotos.

Charliehd
charliemarchad

Artículos Relacionados

«
»