fundacion

En 1990 la sonda espacial Voyager 1 tomó una fotografía de la tierra que está considerada entre las 10 mejores fotos científicas espaciales de la historia. Esa foto, denominada “Un punto azul pálido” fue la inspiración de Carl Sagan para su libro del mismo nombre.

Carl Sagan, astrónomo, astrofísico y cosmólogo  norteamericano hizo grandes aportes al mundo científico, sin embargo, a nuestro criterio, su papel más importante en la humanidad fue el de difusor de esta información en lenguajes que podían ser entendidos por “comunes mortales” y muy especialmente por la juventud de todas las épocas que le precedieron.

Carl Sagan fue autor, colaborador y asesor de varias publicaciones y films en el área, entre los que se destacan un Premio Pulitzer por su libro “Los Dragones del Edén”, la serie televisiva Cosmos – de la que fue coautor y presentador-  y su libro Contacto, cuya versión fílmica protagonizó Jodie Foster.

Y más recientemente, la película “Hombres mujeres y niños”, escrita y dirigida por Jason Reitman, narrada por Emma Thompson, fundamenta su argumento las reflexiones de Carl Sagan en “Un punto azul pálido”.

Tanto Carl Sagan como este tema, podrían ser origen de muchas páginas a escribir, sin embargo,  creemos que las reflexiones de Sagan son una síntesis exquisita que invita a múltiples reflexiones propias, por eso los dejamos con ellas y, como siempre, os invitamos a compartir las vuestras con nosotros.

Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez oíste hablar, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.
(…)Nuestras posturas, nuestra importancia imaginaria, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo... Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.
La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido.1


1 -Sagan, Carl “ Un punto azul pálido , una visión del futuro humano en el espacio. Video: https://www.youtube.com/watch?v=4tKgpMAXYMQ
 Foto: NASA. Planetary Society, Pale Blue Dot
Carl_Sagan_Planetary_Society
PaleBlueDot
Mundo Fotolia_61834025_XS
universefg
milkywayf

Entrevistas Relacionadas

«
»