fundacion

Este chiquito canadiense, cursaba el primer grado de escuela básica cuando aprendió que “no todos los niños vivían como él”  y que en el mundo,  muchos niños morían por no tener agua ni condiciones sanitarias adecuadas. Nos podemos imaginar la cara de sus padres cuando les dijo que necesitaba 70 dólares para  comprar un pozo de agua. Ryan hizo tareas especiales en casa para ganarse ese dinero, pero cuando lo logró, descubrió que para construir el mismo pozo en Uganda, se requerían 2000.
Con el apoyo de su familia comenzó su campaña de difusión que lo llevó a la construcción de ese pozo en la Escuela Primaria de Anglo, Uganda y su gran movimiento dio origen a la Fundación El Pozo de Ryan ( Ryan’s Well)  que, a lo largo de estos 13 años ha participado en 878 proyectos de agua potable y 1120 letrinas que mejoran las condiciones sanitarias de más de 823.238 personas.  Han colaborado con 650 escuelas de 30 países, llevando, no solo el agua, sino las instrucciones y la conciencia de lo que se puede hacer por el prójimo. 


Actualmente Ryan estudia Ciencias Políticas en Halifax, Canadá, ha ganado varios premios y sigue siendo orador y miembro de la junta de la Fundación. Su función principal es dar charlas sobre “los problemas asociados al agua y la importancia de hacer la diferencia y cambiar cosas en el mundo actual, independientemente de quién eres o qué edad tienes”.

Cuando su campaña inició, tenía un amigo por correspondencia en Uganda, Jimmy, cuyas condiciones de vida no tenían nada que ver con la de Ryan , todo se complicó aún más en 2003, cuando fue raptado por un ejército rebelde de su país. Afortunadamente logró escapar y contactar a uno de los Coordinadores de la Fundación, Tom Omach. “Llevó bastante tiempo, y mucha burocracia pero en cuanto pude, vine a Canadá para vivir con Ryan y su familia. Adoro ser parte de esta increíble familia y, en 2007, recibí mi ciudadanía canadiense y ¡me gradué en la escuela secundaria”.  Jimmy colabora activamente con la Fundación.


Te invitamos a que entres en el sitio http://www.ryanswell.ca. Allí puedes leer en más detalle lo que hacen y como lo hacen, inclusive puedes colaborar materialmente con ellos, y comprobar que, lo que marcó la diferencia en esta historia es que ellos  asumen que si es posible, convirtiendo ese primer pozo en una fuente inagotable de agua para el mundo.
Nos unimos con énfasis a su contínua “invitación a imitarles”, sea cual sea tu inquietud, tu edad, o  tu condición, seguro que hay algo que puedes hacer.

http://www.ryanswell.ca/get-involved.aspx
http://www.ryanswell.ca/about-us/ryans-story/la-historia-de-ryan.aspx
https://www.facebook.com/RyansWell?v=wall#!

newsroom
jimmy
ryan_3
imagegen
image2
mission_1

Entrevistas Relacionadas

«
»