fundacion

Y los cables, hilos, canutillo, chapas y botones se transformaron en zarcillos, pendientes, collares, gargantillas, pulseras y anillos gracias a Mónica Bule, la chica que transformó una tradición en un estilo
Plan B es un proyecto que nace de la resina, la imaginación y la convicción de que ningún tipo de material es obsoleto, pues cada pieza puede tener una segunda oportunidad. El objetivo principal de esta marca es convencer a los fashionistas de que la moda y el reciclaje van ligados, en búsqueda de darle un respiro al planeta.
Su fundadora y cerebro creativo Mónica Bule emprendió el viaje al mundo del reciclaje en el 2007, año en que comenzó la aventura de transformar circuitos, cables, recortes de periódico, materiales de construcción y de desecho en atípicos accesorios que hoy en día adornan los cuellos, orejas y muñecas de todos aquellos que creen en una alternativa diferente para la orfebrería.
"La primera pieza que surgió fue un llavero. En una clase de escultura, por accidente, se me ocurrió la idea de juntar la resina con chapas de refresco que había acumulado durante la tarde de clases, le coloque unas hojitas y allí se dio el inicio del proyecto", comenta la Bule. Al principio, los accesorios eran mucho más rudimentarios e imperfectos, sin embargo ese no fue un "pero" para el proyecto, su característica innovadora captaba la atención de la gente.
Después de algunos intentos de sociedad y de trabajo unitario, apareció Alfredo, al principio solo aportaba ideas creativas y datos de interés, pero pronto se convirtió en "el cerebro comercial" del proyecto, convirtiéndolo en una marca que poco a poco escala posiciones.
"El nombre Plan B Ideas Creativas surge por ser una alternativa, una segunda opción, la creación de accesorios no era nuestro trabajo fijo era como un "tigrito" pero no podíamos ponerle ese nombre (risas) y se decidió Plan B, luego le sumamos Ideas Creativas porque en eso estaba basado, en ideas diferentes", explica Mónica, una arquitecto apasionada por la recolección.
Cuatro años después la técnica fue perfeccionada y otros elementos se unieron a la creación. La resina ahora coqueteaba con blíster de pastillas, bolas de hilo, corchos, latas, botones y canutillo; surgieron entonces diversas colecciones de anillos, collares, zarcillos cortos, zarcillos largos y pulseras; era necesario innovar la imagen y junto con la imagen el nombre de la marca.
El proceso creativo de cada una de las piezas cuenta con un tiempo y selección determinada, Bule, recorre la ciudad en busca de los materiales que darán forma a los nuevos accesorios, esos que algunos consideran basura o chatarra. La materia prima es mezclada con resina y se le da una forma específica a través del proceso de vaciado, para luego ser pulida, llegar a las diferentes tiendas del país y que captar la atención de los asiduos a los mercados de diseño.
Actualmente la marca va en búsqueda de la consolidación y en un futuro, botellas de vino, latas y cartones transformadas en lámparas y distintos accesorios adornaran las casas y apartamentos venezolanos, pues la marca planea lanzar una colección dedica al hogar.
Sin duda, originalidad y color son palabras claves para Plan B, su inspiración y pasión por el proyecto nace de la reacción del público, de la necesidad de dar a conocer las bondades del reciclaje, así lo expresa Bule; "La gente se sorprende" yo lo que busco es incentivar el reciclaje, que las personas logren darse cuenta de que se pueden hacer cosas bonitas con basura y que los materiales pueden tener una segunda vida".


Blog: planb-ideascreativas
e-Mail: planbideascreativas@gmail.com
twitter:@bulevarq
Nuestros nombres: Monik Bule/ Alfredo Sanchez
Nuestros teléfonos: (0426)6078219 / (0412)5571161

Algunas de las piezas de Plan B se encuentran disponibles en nuestra Tienda Virtual Omiplanet

planb
planbe
planeb

Entrevistas Relacionadas

«
»