fundacion

Mejor un Grano de Maíz que uno de arena

El diseño basado en el reciclaje paulatinamente ha causado furor en diferentes lugares del mundo. Se compre por moda o en pro del ambiente, el aporte a la naturaleza es intrínseco; sin embargo no podemos obviar el valor agregado de esta tendencia: piezas no solamente únicas sino con historia, una que recorre cada uno de esos materiales que alguna vez pasó por las manos de alguien más.
Alexandra Torres es una diseñadora, nacida en Cumaná y residenciada en Puerto La Cruz , quien dada la problemática que enfrenta el ecosistema asumió crear un proyecto llamado Grano de Maíz, porque el tamaño de un grano de arena ya no es suficiente, el aporte debe tener ser tan grande como la partícula de una mazorca.
"La idea surge gracias a toda esta movida ambientalista; buscando que las personas no la sintieran como una moda sino que se involucrara con el fin real de proteger a la naturaleza" si bien mis accesorios no reflejan plenamente el deterioro del ambiente, si dejan ver como reusar un material para que no sea aglomerado como un desecho más", explica Torres.
Y es que ésta chica que también encabeza la marca Ay Bendito, se ha dado a la tarea de crear originales accesorios y bisutería usando papel periódico. Su idea surge al tener una familia acumuladora de El Informador de los domingos, y al verse en la necesidad de buscarle un uso al material le dio un giro a su uso. "Yo más que todo lo hago por darle ideas a la gente y enseñarles que se pueden hacer cosas bonitas con materiales de desecho, que se puede reusar y reciclar", dice.
Ella utiliza una técnica basada en un engrudo compuesto de agua y pega que ayuda a compactar el papel, previamente seleccionado, y lo hace resistentes al contacto con el agua. Las pinturas para dar vida al material son al frío y son combinadas con lentejuelas, escarcha y cualquier material llamativo que ayude a darle personalidad al diseño.
Alexandra Torres, al igual que otros osados que se atreven a enfrentar esta nueva área de la moda confiesan que la hora de confeccionar una pieza en el diseño de reciclaje es todo un desafío. "El mayor reto ha sido el tiempo que toma realizar cada pieza, puede llevar varios días aunque la gente no crea, pero al ver el resultado final se vuelve como adictivo, cada vez que termino una pieza quiero hacer más y más", explica la diseñadora de Grano de Maíz.
Según su experiencia las personas no suelen creer que las piezas son hechas de papel periódico, pero al ella explicarles como es el proceso creativo, el colectivo se motiva mucho. A pesar de esto, por tratarse de un material reciclado algunos no le dan el valor merecido, pero poco a poco los diseñadores se han encargado de educar a la población fashionista recalcando que cada pieza del también llamado ecodesign tiene su valor agregado por el hecho de ser genuina.
Torres, resalta que para que el diseño de reciclaje sea apreciado en mayor medida en nuestro país, es necesario crear una conciencia colectiva que se puede ir forjando a través de charlas en los colegios, programas educativos e informativos y diferentes publicaciones en medios tanto físicos como virtuales, pero mientras tanto si estas dispuesta a llevar las noticias colgando como pendientes la Madre Tierra te lo agradecerá.

alexandra
 granodemaiz

Entrevistas Relacionadas

«
»