organicaoperadora

O cómo privilegiar la agricultura orgánica.

Hace cuatro años cuando llegué a Francia me horrorizaba cada vez que iba al supermercado con alguna de mis tías y estas dejaban de lado los productos agrícolas provenientes de otros países. “ Xenófobos”,  pensaba yo. Sin duda la imagen que todos tenemos del francés !!!

Hoy cuatro años después soy yo el primero en evitar  aquellos productos provenientes de países en donde la agricultura intensiva daña de manera permanente y grave nuestro medio ambiente. El uso y abuso de productos químicos para producir más en menor tiempo ha hecho que dichos productos pierdan su gusto original para convertirse en simples productos  industriales., en donde solo el factor económico es lo más importante.

Afortunadamente tomé conciencia a tiempo y ahora cada vez que hago mis compras en supermercados leo muy bien las etiquetas de los productos para tratar de evitar aquellos provenientes de lugares distantes ya que en su traslado las emisiones de CO2 son importantes.

Y gracias a esta nueva forma de pensar del francés han ido proliferando una serie de asociaciones tendientes a comercializar los productos locales, véase regionales, para así no solo ayudar al desarrollo económico regional sino a obligar de alguna manera  a los productores locales a diversificar su producción dejando de lado los monocultivos. Entre estas asociaciones se encuentra la AMAP  (Associations pour le maintien d'une agriculture paysanne) presentes no solo en Francia sino en varios países del mundo.

Así podemos ver en muchas estaciones de trenes franceses, cuando los trabajadores regresan de su trabajo, pequeños kioscos que venden  cestas de productos producidos en un radio no mayor a los 200 km a la redonda de la ciudad. Incluso ya muchos que conocen el sistema encargan su « cesta básica » con antelación.

No solo verduras, vegetales y frutas podemos encontrar en estas cestas alimentarias sino también productos como miel, pate, charcuteria,etc. Todo con la garantía de ser productos regionales. Incluso hay ciudades en donde el traslado de estos alimentos se hace por vía fluvial para evitar al máximo las emisiones de CO2.

Y dependiendo de la estación del año en la que estemos pues los productos variarán para así evitar por ejemplo comer fresas en pleno invierno!!

También he podido ver como muchas ciudades, como sucede en todo el mundo, tienen terrenos baldíos pertenecientes a la Alcaldía. Pues los ciudadanos han logrado que las Alcaldías alquilen esos terrenos a particulares para que puedan realizar sus propios cultivos no con fines comerciales sino para producir sus propios alimentos de manera ecológica y responsable. Un negocio en donde ambas partes salen ganando pues por un lado el ciudadano produce sus alimentos y la alcaldía reduce sus costos de mantenimiento de esos terrenos !!!!

Muchas son las ideas que se han ido desarrollando a lo largo y ancho de este país.  Todas con un fin único y último : tratar de conservar y preservar nuestro medio ambiente mientras disfrutamos de nuestras especialidades locales !!!!.

Autor:

Karim Merheb. Albertville, Francia.
karimmerheb@hotmail.com

 

 

28/09/2012

ecologia-xenofoba

Artículos Relacionados

«
»