esportia

Desde su invención en 1961 los pañales desechables se han convertido en artículo indispensable que facilita la vida de muchos padres con bebés y niños de temprana edad. Pero al descartarlos se convierten en desperdicios que tardan mucho tiempo en desintegrarse.

Un bebé, en 2 años gasta al menos unos 6.000 pañales desechables, el equivalente al 50% de la basura doméstica, resultando entre 4 a 5 toneladas de residuos. Por otro lado se convierte en un gasto considerable que llega a consumirse una buena parte del presupuesto familiar para gastos del bebé. Pero uno de los aspectos que también resulta preocupante, es que las fibras y plásticos que lo componen tardan unos 500 años en degradarse, lo que lo convierten en términos de cantidad y tiempo en elementos altamente contaminantes.

Volviendo a los pañales de tela
Aunque sea una opción, volver a los pañales de tela convencionales no sería del agrado de muchos padres, tomando en cuenta la practicidad y comodidad que los desechables ofrecen.  Afortunadamente existen en el mercado ciertas variedades de pañales de tela que pueden ser  reusables y lavables reduciendo así a  un mínimo el impacto causado al medio ambiente. Son pañales de distintos diseños y tamaños que dan mayor comodidad de uso y cambio y aseguran una mejor adaptabilidad al bebé, superando enormemente a sus antiguos predecesores.
Sus fabricantes explican que este tipo de pañales usan bragas impermeables de materiales transpirables que absorben tanto como los pañales desechables. Además de esto se preocuparon en diseñarlos para solucionar las incomodidades de irritación e intolerancia que generan varias de las marcas más comerciales, al evitar el uso de productos químicos y mantener una temperatura ideal en esta zona tan delicada.
Para la fabricación de pañales de tela se utiliza 2.3 veces menos agua, 8.5 veces menos fuentes de energía y 90 veces menos materias primas. Estos pañales se pueden lavar en la lavadora y reutilizar hasta 300 veces.
En conclusión, los pañales de tela se reinventan para solucionar varios problemas, un fuerte gasto en la economía del hogar, afecciones de la piel y la generación de más desechos. Agradecemos a la gente de Ecoinventos por permitirnos conocer acerca de estos productos que ayudan a preservar el medio ambiente.

panales
gDiaper
panal3

Artículos Relacionados