NOVEDADES

Laura Singer es una neoyorkina de 24 años, que tiene una gran sensibilidad ecológica. Cursó estudios de Medio Ambiente y hace poco más de 2 años supo acerca de un proyecto llamado Zero Waste Life, y desde entonces puede afirmar que no produce ningún tipo de basura. Llega a este proyecto investigando acerca de Bea Johnson quien junto a su familia son pioneros de esta forma de vida, entonces se detuvo a pensar si una familia de 4 miembros pudo hacerlo, ella que solo era 1 persona cómo no iba a poder?
Inició elaborando sus propias bolsas de tela y dejando de comprar comida envasada, se deshizo de las cosas que ya no utilizaba y comenzó a comprar ropa de segunda mano.


Laura nos da unos consejos de cómo iniciar en esta sana manera de vivir, los cuales hay que repetir periódicamente:


1. Evaluar: el primer paso es echar un vistazo a su vida diaria y hágase las siguientes preguntas:
• ¿Cuánta basura estoy produciendo actualmente y de qué tipo?
• ¿Por qué estoy interesado en la disminución de mi impacto ambiental? ¿Es por el medio ambiente, es para disminuir las toxinas en mi vida, es para disminuir mi desorden, es porque estoy totalmente en ruina y quiero ahorrar dinero? Realmente tiene que entender sus motivaciones.
• ¿Qué es lo que realmente utilizo a diario (lo que está en mi rutina diaria) y lo que no lo utilizo y necesito? Esto puede ayudar a determinar las cosas que usted puede donar y reducir.
• ¿Qué productos debo usar para conseguir alternativas más sostenibles? Ej: el cambio del tupperware de plástico por vidrio o tarros de cristal.
• El Más importante: ¿Cuánto y qué es lo que realmente necesito para ser feliz?


2. Transición: comenzar a reducir su tamaño y disponer adecuadamente de las cosas innecesarias:
• Lleva una bolsa reutilizable y una botella de agua contigo a todas partes.
• Deshazte del plástico. El tupperware y las bolsas de plástico son tóxicos.
• Usa productos sostenibles y duraderos. Tal como algodón orgánico, acero inoxidable, madera y vidrio.
• Se creativo. Averigua lo que puedes utilizar de diferentes maneras. Las servilletas de algodón orgánico también pueden ser utilizadas como una rejilla de secado, para almacenar vegetales de hojas verdes en la nevera, o para llevar el almuerzo al trabajo. Esto es solo un ejemplo.
• Reducir al mínimo. Pregúntate a ti mismo, ¿qué es lo que no necesito? ¿Qué me pongo todos los días? ¿Qué me compré el año pasado que todavía tiene las etiquetas puestas? Sea lo que sea, lo más probable es que tiene un valor de algún tipo. Dona o vende lo que no uses.
• Piense Orgánico, piensa local, crea Sostenible y compra en grandes cantidades.

Estamos seguros que muchas de estas prácticas están a nuestro alcance y con aquellas que son un poco más difíciles podemos ir lográndolas con algo de perseverancia, disciplina y motivación. Recuerda que no solo es una meta personal, nuestras acciones serán valoradas por muchos de quienes nos rodean causando un efecto viral.

Vea la nota completa en: Ecoinventos
http://ecoinventos.com/no-basura/
Fotos: http://www.treehugger.com/

no-generar-basura5

Artículos Relacionados

«
»