Bien sea por razones de salud, de precio o de escasez, el azúcar blanca puede ser una parte importante  de tu dieta diaria que podrías necesitar sustituir.  En realidad esto es bastante simple desde la perspectiva conceptual y difícil desde la costumbre. Por eso comenzaremos por comentarte que el azúcar no “es” blanca, sino que se convierte en blanca a través de procesos químicos variados cuyo objetivo es “eliminar las impurezas”, pero los elementos que se eliminan en dicho proceso no son “impuros” desde la perspectiva de la salud, sino desde la estética.

De hecho, fácilmente podríamos decir que la verdadera impureza la producen los elementos usados en la parte del proceso llamada  refinación, tales como huesos, cal, o dióxido de azufre. Inclusive en este proceso se pierden muchos de los nutrientes originales del azúcar. De tal manera, si no necesitas sustituir el azúcar blanco por ninguna razón en particular, puedes hacerlo por decisión personal y tomar alguno de los siguientes caminos:

- Azúcar morena  o rubia: son azúcares que no pasan por el proceso de refinación.

-Melaza: parecida a la miel en su aspecto, proviene de la caña de azúcar o del la remolacha.

-Panela o Papelón: Es una solidificación de la melaza.

-Miel: De flores o de árboles, además de endulzar tiene propiedades energéticas y medicinales.

Hay además, una gran variedad de jarabes proveniente de la savia de los árboles o de raíces, que son usados como endulzantes naturales: jarabe de abedul, azúcar de maíz o azúcar de palmera.

En próximas entregas te daremos recetas para preparar otros endulzantes naturales como parte de tu dieta. Mientras, sigamos poniendo “granitos de azúcar” a una mejor calidad de vida.


www.mind-surf.net
www.wikipedia.com

azucard
mield
cafe

Artículos Relacionados

«
»