Delicias Recicladas
Postres
Dulce de Naranja

Esta receta nos permite aprovechar las cáscaras de naranja.  Es importante lavar bien las cáscaras y  luego pesarlas porque esto nos dará la cantidad de azúcar que requerimos.
Cortar las cáscaras en tiras finas tipo “juliana” y cubrir las cáscaras con agua y dejar en remojo durante 24 horas.
Llevar la preparación de cáscaras con el agua del remojo y el azúcar a una olla y cocinar a fuego lento durante unas 2 horas y media, hasta que la cáscara quede transparente y el líquido se haya transformado en un almíbar con consistencia de mermelada.
Colocar la mezcla de almíbar y cáscaras en caliente en frascos bien limpios y tapar inmediatamente. El almíbar se volverá más denso cuando se enfríe.

Brocheta de Frutas
Aquellas frutas que están a punto de dañarse, pero que tienen partes muy sanas y apetitosas, las podemos aprovechar para un postre muy original.
Además necesitamos: 
1 taza de azúcar, ½ taza de agua, ½ taza de licor Grand Marnier, Cointreau, o similares de tu preferencia.

Palitos de Brochetas.
Preparación
Pelar la fruta y cortarla en cuadritos del tamaño de un bocado pequeño. Si se utilizan naranjas y mandarinas, quitarles la pielcita que los recubre.
La fruta que se oxida : bananas, manzanas y peras, debe mezclarse con un poco de jugo de limón.
Ensartar los trozos de frutas, en palitos de brochetas pequeños, jugando con los colores.
Colocar  1 taza de azúcar  en una sartén grande, agregar ½ taza de agua, calentar.
Poner sobre  el azúcar las brochetas de  frutas girándolas  para que la fruta  se cubra por completo.  Dejar que se forme un almíbar mientras las frutas se van poniendo brillantes.
Calentar en un cucharón el licor  encenderlo y flambear las brochetas
Puedes Servir las brochetas de frutas acompañadas helado de crema o mantecado.

Palitos de Cáscara de Naranja Confitados
Esta receta nos permite aprovechar las cáscaras de naranja, pero también la podemos hacer con cáscaras de limón o pomelo (grapefruit). Se usa para adornar platos o simplemente colocarla en la mesa en tazones que los comensales picarán a gusto.
Es importante lavar bien las cáscaras y  luego pesarlas porque esto nos dará la cantidad de azúcar que requerimos.
Cortar las cáscaras en tiras finas tipo “juliana” y quitarles el amargo:   Poner una cacerola con abundante agua al fuego y taparla hasta que hierva. Poner las cáscaras y dejarlas destapadas hasta que nuevamente rompa hervor.  Retirarlas y escurrirlas.
Esta operación debe repetirse unas 3 veces, cada vez que se repita se descarta el agua y se renueva.
Poner en una cacerola igual cantidad de azúcar y de agua que teníamos en cáscaras. Llevar al fuego  y una vez que hierva, esperar 5 minutos y echar las cáscaras.
Cocinar a fuego lento durante media hora con la cacerola destapada. Apagar el fuego y colocarlas separadas sobre una rejilla , hasta que estén secas.   Una opción es secarlas al horno a temperatura bien suave y con la puerta del horno abierta unos 10 cm.

mermeladadenaranja

Artículos Relacionados

«
»