TODO COMIENZA EN CASA

• Nuestra primera recomendación es usar calentador de gas.

• Sin embargo, si tienes calentador eléctrico :

Cuando compres un calentador de agua toma en cuenta las necesidades de la familia, para que no adquieras uno más grande o más pequeño del requerido.
Si tu familia esta conformada por 2 o 3 personas, te recomendamos comprar un calentador de 35 litros, si es de 4 y 7 personas uno de 55 litros y si es de 8 o más, uno de 85 litros.

Instala los calentadores lo más cerca posible de los puntos donde utilizas el agua caliente (baños, cocinas), ya que si el agua recorre una gran distancia por la tubería hasta los chorros, puede perder calor y enfriarse, lo que representa un desperdicio de la energía que se empleó al calentarla.

Si en tu casa hay bañera, puedes ahorrar energía tomando duchas y usando la regadera, pues esta comprobado que para llenar una bañera se necesita el doble del agua caliente que se usa al tomar una ducha.

30% de la energía eléctrica que usa un calentador es sólo para mantener el agua caliente mientras no es usada.  Si no vas a usar agua caliente por más de 8 horas apaga el termo.

En las ferreterías venden “Timers”, aparatos que se instalan en el calentador y pueden ser programados para apagarlo y prenderlo durante ciertas horas para así aprovechar su uso.

Antes de salir de vacaciones no olvides desconectar el calentador, evitarás accidentes y al mismo tiempo ahorrarás energía.

Existen calentadores de agua que no utilizan tanque de almacenamiento; estos calientan el agua a medida que es utilizada. Son especialmente beneficiosos en los casos en que se utiliza el agua caliente esporádicamente.

Autor: Editorial                                

                                                                                                                                                                                                                                      06/07/2012

calentador
ducha

Artículos Relacionados

«
»