omiplanet heco2

El tener en casa un poco de Bicarbonato de Sodio, siempre resultará beneficioso y te sacará de aprietos, más aun cuando sepas la variedad de usos que les puedes dar y que te presentamos a continuación:

Para labores de Limpieza: Al igual que el vinagre y el limón, es un limpiador natural, el poder limpiador del bicarbonato es muy efectivo al emplearlo para eliminar grasa y suciedades acumuladas en el tiempo. En el baño por ejemplo, puedes frotar con un cepillo o trapo para eliminar la suciedad y moho que se va creando entre las baldosas y porcelanas, inodoros y lavamanos, puertas de baño y cortinas. Diluye un poco de bicarbonato en agua sola o con un poco de detergente para mayor efectividad y emplea esta solución en el area a desinfectar. De igual manera puede usarse para darle brillo a grifos, perillas y demás partes metálicas. En la cocina, remueve la grasa y oxido de los implementos metálicos, ollas, cubiertos, etc.. dejando solo limpieza y brillo. Se puede usar para eliminar olores en neveras, hornos, microondas y gabinetes donde los residuos de comida y productos van dejando el restro. Los utensilios de madera como paletas y tablas de picar, también quedaran renovadas al limpiarlas con bicarbonato.

                                            

Para destapar cañerias: agregar 1/2 taza de bicarbonato en el desagüe obstruido y luego vertir la misma cantidad de vinagre.

Eliminar olores: Es excelente para desodorizar gracias a que su composición regula y neutraliza la alcalinidad de los elementos que originan el mal olor. Podemos rociar un poco en alfombras, zapatos, closets, interior de los autos... y adios a los malos olores.

En la preparación de alimentos: ablanda las verduras y carnes, evita que se corte la leche, en la preparación de granos acorta su tiempo de cocción.

Mantiene alejados a insectos: muchos insectos rastreros como cucarachas y hormigas se acercan y permanecen en lugares debido a los olores. Si se emplea bicarbonato periodicamente en la limpieza (incluso con rociarlo, en ciertas areas), estarán fuera de alcance. 

Como desmanchador: En superficies blancas, de marmol o granito, cristales, porcelanas... frotar un poco de bicarbonato eliminará las manchas. 

Para el aseo personal: un poco en el cepillo dental junto a tu dentífrico habitual, dará mejores resultados, aclarará y dara brillo a tus dientes y mantendrá un mejor y buen aliento. Desinfecta despues de afeitar, es excelente como exfoliante facial y controla la caspa. Devuelve la suavidad a manos y pies, codos y rodillas.

Son muchísimos los usos que podemos darle al bicarbonato, usos que comunmente destinamos a determinados productos y podemos solventarlos usando un poco de este polvo. Su versatilidad, practicidad y ahorro lo convierten en un producto ideal en el hogar, además que  no deja residuos que nos dañen a nosotros, nuestras mascotas o al medio ambiente. Comprueba su eficacia con estos consejos.

 

Artículos Relacionados

«
»