sigloxxib

Cuando manejar se convierte en aliado de la preservación del medio ambiente !

Cuando decidí darle un nuevo rumbo a mi vida me preparé a empezar desde cero en muchos aspectos: personal; profesional...pero jamás imaginé que mis treinta y tantos años conduciendo y portando una licencia de manejar serian el mejor ejemplo de empezar una vida desde cero!!!

Al no haber convenios entre Francia y Venezuela, en lo que a titulo de manejar se refiere, tuve que enfrentarme, cual adolescente ansioso por obtener su licencia, a duras clases teóricas que me permitieron conocer en detalle la significación de los símbolos, normas y leyes que rigen el manejo y clases prácticas obligatorias para el examen final.

Casi seis meses de estudios teóricos y 8 horas de clases prácticas me permitieron obtener el titulo de manejo Francés.

Y entre las novedades para mi, de esta experiencia, estuvo el conocer que existe una manera de conducir ecológica, y es esta manera de conducir la que más toman en cuenta al momento del examen práctico.

Pero en qué consiste manejar ecológicamente??? Como un agente tan contaminante, como un vehiculo, puede ayudar a preservar el medio ambiente ???

Pues la respuesta es sencilla: no es el vehículo quien va a ser más ecológico, sino la manera como el conductor ejerce su labor de piloto. Para la mayoría de los conductores esta nueva forma de conducir representa un cambio de hábitos que necesita un cierto tiempo de adaptación. Pero esos esfuerzos se verán recompensados.
He aquí algunos consejos para ser un as del volante y de la ecología :

  • Encienda el motor sin pisar el pedal del acelerador, empiece a rodar lentamente, de inmediato sin esperar a que el motor se « caliente ». Esta es la manera más rápida de llevar el motor a su temperatura de funcionamiento.
  • Cambie las velocidades lo más rápido posible para llegar a la velocidad deseada.
  • Conduzca con calma y anticipación. Evite frenar y acelerar bruscamente.
  • Frene con el motor para desacelerar.
  • Trate de mantener una velocidad constante y a bajo régimen, es decir, no lleve las velocidades a su máxima potencia.
  • Apague el vehiculo cuando tenga que detenerse un largo momento.
  • Trate de programar su ruta para así evitar trayectos innecesarios en cortas distancias.
  • Evite en lo posible el uso de equipos eléctricos en el vehículo pues su uso aumenta la necesidad de carburante y por ende de emanaciones de CO2, aplicándose esto también para el aire acondicionado.
  • No sobrecargue el vehículo.
  • Mantenga controlada la presión de los neumáticos.

Ahora que conocemos algunos tips pues arranquemos a realizar trayectos más ecológicos!!!

Autor:

Karim Merheb. Albertville, Francia.
karimmerheb@hotmail.com

 

23/10/2012

manejando

Artículos Relacionados

«
»