sigloxxib

Somos firmes creyentes de que cuando nos trazamos un objetivo, tomamos  un rumbo y nos mantenemos alerta, la vida nos va guiando y “una cosa nos lleva a la otra”  hasta conseguirlo.


En este caso, Omiplanet siempre anda buscando datos, detalles, gente que “haga cosas”. Fueron los anfitriones de Janoko quienes, tiempo atrás, nos habían presentado a una de nuestras más fieles colaboradoras,  Jorgelina. Por un tema de logística, aun no habíamos entregado sus regalos de nuestro concurso “Puntos Verdes” .  Y así, de un extremo a otro del continente pasamos de La Península de Araya, Venezuela, a Córdoba, Argentina.  Y allí encontramos a Maxi, pero encontramos “otra casa”  y descubrimos un lugar lleno de detalles de vida y sobre todo, de amor por la vida

Por ejemplo, una cocina construida respetando el curso natural de una frondosa parra,  si, como lo leen:  cuando esta familia decidió ampliar la cocina, la manera natural era hacia el patio. Todas las condiciones estaban dadas , sin embargo allí crecía frondosa y fructífera, su parra. La solución:  respetarle su espacio y construir “ alrededor” de ella, dejando lo espacios para que sus ramas se proyectaran, cosa que,  en un lugar con fríos inviernos tiene doble valor.  Si no hubiéramos visto y probado sus uvas, no creeríamos que podría sobrevivir.

                                                                                                                                         
Las puertas y ventanas de madera estaban recién recicladas por sus propios habitantes, esta temporada lo acababan de hacer, lijado, barnizado y puestas, como nuevas.


Muchas lindas plantitas en coquetos maceteros de diferentes  tipos, prácticamente  todos “hechos en casa”, los de hierro reciclado, los que teje Jorgelina, y cualquier cosas que sirva para que una plantita, este viva , o para reciclar algo  de manera creativa, como lámpara hecha a partir de un balde, con adornos especiales.

El patio trasero era bastante más grande de lo común, todo un espectáculo de verdes, con pintitas de otros colores que venían del huerto del que ya les hablamos, de los troncos de los respetados y respetuosos árboles, de una pileta plástica que refrescaba el intenso verano y cuya agua se recicla en el huerto y en la grama.


Ya les hablamos de la  hamaca de hierro reciclado, y seguramente apreciaron en las fotos que allí, donde estaba puesta, nos invitaba a sentarnos a detallarlo todo. Ni que hablar de las invitaciones explícitas de los anfitriones, del mate al asado y buen vino, los agasajos cerraron  con delicias de La Panera (http://bloglapanera.blogspot.com.ar) , todo ofrecido con alegría y ese cantito cordobés tan grato al oído.


Porque las casas las hace la gente y  todos los miembros de esa familia, así como los allegados que encontramos de paso,  nos dieron un regalo, aunque no los nombremos de manera individual,  cada uno a su manera,  nos mostró un poquito su amor por crecer, conservar, reciclar, revivir…  amor por la vida!


Y a ustedes, queremos recordarles que seguimos buscando “casas y cosas” que compartir con el mundo, ejemplos de granitos de arena o de grandes rocas, todo cuenta. Escríbannos con su aporte a Info@omiplanet.com

jfachada
parracocina
jparra
jrueda
jlampara
jpileta
hjuerto
arbol
jparracocinaj
jmateroh
Nido Jorgelina

Artículos Relacionados

«
»