aguayingyang

Recoger aguas de lluvia para su reutilización es una práctica natural en áreas rurales y/o de bajos recursos. El sistema es bastante simple:  en temporada de lluvias se dejan baldes o tobos  al aire libre, cubiertos con rejillas que filtren las hojas o insectos. El agua que se recoge resulta muy útil para sanitarios y riegos.

Actualmente se pueden adquirir sistemas de distintos tipos para el reciclaje de aguas pluviales.   Desde los más sofisticados, con sistemas de control para verificar la cantidad de agua almacenada, o dando entrada a la red de aguas de la casa cuando sea necesario hasta los más simples de control manual.

Para decidir sobre estas instalaciones debemos tener dos datos básicos:
     - Frecuencia y cantidades de lluvia en la zona y necesidades a cubrir con el sistema.

Para los sistemas más sofisticados, hay muchas empresas que venden los servicios, sin embargo siempre existe la opción de una construcción casera, a tales efectos hemos tomado la descripción que nos pareció más completa, específica y sencilla a la vez:

http://blog.is-arquitectura.es


1. La recogida del agua de lluvia se realiza desde la cubierta, que según el tipo así obtendremos un aprovechamiento u otro. Se recoge con el canalón, el cual debiera disponer de rejillas adecuadas para evitar que hojas y demás partículas medianas pasen a las bajantes.
2. Un filtro que elimine partículas de mayor tamaño para así evitar que éstas se depositen en el aljibe. Debe disponer de tapa de registro para su limpieza periódica y estar conectado a la red de desagüe, como se puede apreciar en la ilustración.
3. Depósito para almacenar el agua ya filtrada. Dependiendo de los requerimientos será de un material u otro. Los más grandes son de hormigón siendo además idóneo que vayan enterrados, para evitar la aparición de algas y bacterias. Existen modelos compactos que ya incorporan el filtro.
4. Algunos elementos importantes del depósito o aljibe son los sensores de nivel,sistema de aspiración flotante que recoge el agua 15 cms por debajo de su nivel, eldeflector de agua de entrada,  y el sifón del rebosadero anti-roedores.
5. Bomba de impulsión para la distribución del agua por la vivienda, hecha con materiales adecuados para el agua de lluvia, silenciosa y de alta eficiencia.
6. Sistema de gestión y control. Este aparato es imprescindible cuando tenemos dos tipos de agua. Nos dará información de la reserva de agua de lluvia existente en el depósito y conmutará con el agua de la red cuando sea necesario.
7. El sistema de reciclado debe tener la capacidad de drenaje de las aguas sobrantes, así como de su limpieza. Algunas instalaciones además llevan incorporado antes del filtro un sistema que permite desechar lo primeros litros en las primeras lluvias de la temporada que se quiera recoger, es lo que se llama “lavado de cubiertas“.
En cualquier caso, siempre puedes optar por los sistemas más básicos, y recoger las cantidades mínimas para poner “tu granito de agua”  en el mundo.

reciclalluvia
tanqueslluviad
recogeagua

Artículos Relacionados

«
»