Difícilmente podremos encontrar otra sustancia con valores más contradictorios que el chocolate, o para ser más específicos, el producto del cacao.

Alimento de los Dioses de la cultura Maya, moneda de cambio para algunos conquistadores españoles, furor de la sociedad europea del siglo XVIII, motivo de disputas para las cortes eclesiásticas y  ración de combate para los soldados norteamericanos en  la Segunda Guerra Mundial, son algunos de los claros debates históricos de esa sustancia. 

Pasaremos deliberadamente por alto  el debate sobre las cualidades afrodisíacas y sensuales que se le atribuyen y nos ocuparemos de algunos aspectos un poco más mundanos y cotidianos que todos los anteriores.

Continuo enemigo fantasma de la silueta, bien sea por los kilos que añade, el dulce que excede o el acné  que pudiera producir, cada tableta o postre de chocolate ha estado perseguido por la culpa, en la mayoría de nosotros.

Y por eso hemos decidido investigar un poco más, a ver “que tan malo es” este producto de inmensos placeres, descubriendo lo que debió seguramente ser obvio:

Solo 2 aspectos del chocolate pueden resultar dañinos: ciertos aditivos del proceso… y el exceso!

El primero, viene con una especie de “regla de 3 murphiana” que dice  “cuanto más exquisita es la receta, más daño hace” , pero eso tiene solución:
Se pueden degustar exquisitos postres de chocolate a partir de cacao puro, o adquiriendo chocolates procesados de manera natural.

Para esto hemos recopilado algunas recetas para ti , encontramos muchas en la red, pero estas nos parecieron las más sencillas y gráficas:
http://es.wikihow.com/hacer-chocolate-manualmente
http://mejorconsalud.com/como-hacer-chocolate-casero

Para el segundo problema… quizás el más grave y simple a la vez, solo necesitas un poco de fuerza de voluntad para no comerte toooodos los chocolates.

Los expertos dicen que la dosis diaria “inofensiva” está entre 10 y 20 gramos diarios, pero ¿sabes cuál es la mejor noticia?  Dicen también que no solo no es malo ese consumo diario, sino que es necesario! Lo importante es que sea lo más puro posible, es decir que contenga la menor cantidad de aditivos posible.
Así que ya sabes, a disfrutar de la pasión del chocolate, sin tener que arrepentirnos por el pecado!

Chocolate trufflesfgh
IMG_1879a
chocolatewavesfg
IMG_1875a
chocolatecake1

Artículos Relacionados

«
»