La ecología trata lo relacionado con la "salud" del planeta. Es importante cuidar el ambiente de igual manera que a nuestro cuerpo. En la última década el ser humano ha incorporado progresivamente la idea de relacionar la nutrición humana y la ecología, surgiendo entonces el concepto de “alimentación ecológica”. Propone una ingesta de alimentos producidos de manera totalmente natural, dejando de lado los componentes artificiales y sintéticos, respetando los procesos naturales y tiempos biológicos y vida útil.

En el campo de la agricultura, busca obtener alimentos sembrados en tierras orgánicas, libres de cualquier modificación genética, tóxicos o químicos, preservando la cantidad y calidad de nutrientes. La incorporación de ciertos cambios en los procesos agrícolas conlleva a una significativa mejoría del medio ambiente, por ejemplo, para conservar los suelos se utilizan abonos ecológicos y fertilizantes especiales para la agricultura ecológica.

Esta nueva forma de alimentación no solo aplica para el sector agrícola. La ganadería ecológica ha tenido un significativo auge durante los últimos cinco años y busca promover procesamientos cada vez más naturales. Se promueve la ética y el respeto hacia los derechos de los animales así como un trato justo durante su cría, libre de hormonas e incorporando productos homeopáticos para el cuidado de su salud, a fin de obtener productos cárnicos, huevos, leches y derivados de alta calidad y elevado contenido protéico.

Los alimentos ecológicos, también llamados orgánicos, no solo aportan beneficios al ambiente sino también al paladar de los consumidores, pues debido a su modo de producción conservan en mayor proporción las sustancias naturales responsables del sabor, olor y color, permitiendo así que la alimentación sea valorada cada vez más como una experiencia agradable y multisensorial.

En Europa, nutricionistas, biólogos y tecnólogos trabajan en conjunto para que el movimiento ecológico se extienda también al campo del empacado, a fin de mantener una concordancia entre el producto y su contenedor. Se fabrican empaques inocuos que contribuyan con el reciclaje a base de productos vegetales, rotulados provenientes de tintas naturales propias de las frutas y vegetales.
Actualmente en Venezuela existen determinadas siembras ecológicas, donde los agricultores aplican a sus tierras cantidades mínimas de fertilizantes y pesticidas, especialmente en el estado Mérida, en la Sierra de Falcón y en El Cobre, estado Táchira, donde se usan exclusivamente abonos orgánicos a través de la lombricultura.
La lombricultura tiene como finalidad llevar a cabo los procesamientos y reciclaje de diferentes desechos orgánicos a través de la lombriz de tierra, la cual es capaz de producir un abono rico en nutrientes el cual puede ser usado, además, en la alimentación para animales.
Todos estos avances demuestran que sí es posible mantener una alimentación variada y nutritiva con un impacto beneficioso en la salud de los seres humanos, al mismo tiempo que beneficia al medio ambiente, los animales y los recursos naturales.

La alimentación es vida, y la vida no debe separarse de la naturaleza.

Masanobu Fukuoka                                                       


Madison Melian, Caracas , Venezuela

• Fuentes Bibliográficas:
ALIMENTOS ECOLÓGICOS, ALIMENTACION SANA
© Edita: Daniel Garcia Quijano.
Publica: María T. Santiago Galdeano.
© Textos: Daniel García Quijano y María T. Santiago Galdeano
Alimentación Ecológica
Beti Cantillo
Fundación Bengoa para la Alimentación y Nutrición
Enlace web disponible: http://www.fundacionbengoa.org/informacion_nutricion/alimentacion-ecologica.asp
Caracas, Venezuela
Ecologia Xenofoba1
cultivosochih
rosmery&garlicehaurylikfg
huertosustentabled
Tomatillos Fotolia_65375484_XS
growingplantsfg

Artículos Relacionados

«
»