Si eres de esas personas a las que les gusta el yogurt y concuerdas con nosotros en que es uno de los alimentos  más deliciosos y nutritivos,  estarás también de acuerdo en que, hacerlo en casa, no solo es más sano, sino más económico.
El yogurt,  también llamado laban en países sirios o libaneses,  es un producto lácteo, cuya historia data de hace más de 4000 años y consiste en la fermentación de la lactosa en ácido láctico. Se sospecha que su origen, la primera fermentación, fue accidental o espontánea.  Puede ser usado como postre,  en platos de entrada,  o como alimento único para la merienda.
Hoy te vamos a decir cómo hacer la primera tanda, como re-utilizarla para tener siempre yogurt fresco en la heladera y a darte algunas   maneras de usarlo o de cambiarle el sabor.
Ingredientes:
1 litro de leche
1 pote de yogurt natural (sin endulzante u  otros aditivos) 
  Preparación
Poner a calentar la leche hasta que esté a punto de hervor pero  no dejar que hierva.
Una vez que llega a ese punto se retira del fuego y se le agrega el yogurt natural, revolviendo suavemente. Se coloca en un envase con tapa hermética  o en varios envases pequeños, de vidrio o plástico y se deja en un lugar seco y cálido por toda la noche.  Se recomienda tapar con un paño de cocina seco mientras se está procesando 
Al día siguiente se pone en la heladera. Su tiempo de conservación es de 10 días aproximados.
No olvides separar una porción para usarla en  la próxima preparación.
Da entre 6 y 8 porciones.
Variaciones:
Si lo quieres más líquido, agrégale más leche a la misma proporción de yogurt.
Si lo quieres más espeso, agregarle una cucharada de leche en polvo, al mismo tiempo que el yogurt natural.
Sabores:
Puedes darle sabor dulce, incorporando azúcar o miel en el momento en que se agrega el yogurt.
Chocolate: En lugar de azúcar, agregar una cucharada de chocolate en polvo o cacao, antes de que enfríe.
Frutas: Las frutas tienen sus propias bacterias que pueden generar conflictos con las del yogur mediante el proceso de fermentación. Por lo cual te damos dos opciones:
- Incorporar pulpas de frutas licuadas sin aditivos, cascas ni semillas, previamente cocidas, antes del proceso de fermentación.
-  Al momento de servir adornar con  frutas picadas a tu gusto.
Mermeladas: Puedes endulzar y saborizar tu yogurt con mermeladas de frutas naturales o comerciales.  Una cucharada de mermelada para cada porción en el fondo del recipiente (recomendado más para recipientes individuales). Puedes adornar con frutas en el tope.
Otros: Puedes incorporar ramas de canela o de vainilla a la leche antes de ponerla calentar para que adopte el sabor.
El yogurt  puede ser mezclado con granola o cualquiera de tus cereales favoritos.
El yogurt es también usado en recetas de salsas, aderezos y ensaladas que te daremos en una próxima entrega.

ymargarita
yfrutas
ymermelada

Artículos Relacionados

«
»