sigloxxib

Rigidez y Fragilidad a la vez, transparente o de colores y de gran resistencia al agua, la luz y agentes químicos, el vidrio se produce al volverse sólida una mezcla fundida de silicatos y boratos luego de pasar por temperaturas extremas superiores a 1.000 °C. Mediante distintos procesos de torneados termina siendo uno de los mejores empaques para conservar alimentos y químicos de uso doméstico.

Por sus características, el vidrio es quizás el material de desecho más reutilizable y fácil de reciclar a pesar de ello no es extraño conseguir este elemento entre nuestras basura.

Una vez que lo hemos usado podemos lavarlo muy bien para volverle a dar el mismo uso, guarda y almacenar otros elementos, o hasta darles uso ornamental.

Su proceso de reciclaje de vidrio depende en gran importancia de nosotros. Sin la colaboración del usuario final que separa  y deposita los residuos de envases de vidrio en los contenedores verdes correspondientes, no podría completarse esta cadena. 

Las principales etapas en el proceso de reciclado del vidrio son:

  • Limpieza inicial, separación de tapas y separación por colores.
  • Reducción del volumen mediante trituración o rotura y separación de tapas y anillos metálicos que no han sido eliminados anteriormente. Es recomendable hacer la trituración o rotura del vidrio después de la separación por colores.
  • El vidrio triturado se pasa por una criba adecuada para obtener el tamaño granulométrico deseado.
  • Preparación y transporte. Por lo general, el vidrio se almacena hasta acumular la cantidad suficiente de un color que permita que su transporte a las fábricas de envases sea rentable.
  • El lavado final se realiza en fábrica mediante un equipo especializado que separa los materiales residuales como el plástico y las etiquetas de papel.
  • La última etapa consiste en mezclar los vidrios rotos con las materias primas utilizadas en la elaboración del vidrio. Seguidamente el lote se funde en un horno a una temperatura de unos 1.500 C. El fundido cae sobre una máquina moldeadora donde se sopla o se moldea hasta conseguir la forma final. Los nuevos envases ya formados se enfrían en un túnel de recocido. Finalmente, se inspeccionan para detectar posibles defectos, se embalan y se transportan hasta la compañía envasadora.

Como se puede ver, no es tan dificil canalizar al vidrio como desecho para darle una nueva vida util: Primero hallarle un lugar en casa, de no necesitarlo, depósitarlo en los envases destinados para su reciclaje (verde) o acumularlo para donarlo directamente a una recuperadora.

Fuente: Ecocagricultor

 vidrio2
vidrio1
Lapices
silla-botellas-plastico
botellas

Artículos Relacionados

«
»