NOVEDADES

En Latinoamérica varios son los países que han optado por la declaración de más áreas protegidas para promover la conservación y perpetuidad de su biodiversidad.

Países como Costa Rica y Panamá tienen más del 30% de su territorio en Sistemas Nacionales de áreas protegidas lo que evidencia la intención de reguasdarla del deterioro que pudieran causarle actividades comerciales. Sin embargo aunque estas políticas persiguen una finalidad en pro del ambiente son insuficientes los recursos destinados propiamente a su sostenibilidad.

El autofinanciamiento de áreas protegidas por medio del Ecoturismo es una posible solución, pero no depende solo de las condiciones y características del ambiente y su diversidad, depende en gran parte de que se mantengan conservadas, condición que le da su mayor atractivo. Para que sea realmente sustentable debe generar recursos que beneficien directamente a sus comunidades locales, estas zonas dependen de aquellos quienes las conocen en detalle y pueden aprovechar sus recursos para la explotación ecoturística.

Hay referencias de hechos como la de unos microempresarios en Chile quienes en los Islotes de Puñihuil, asociándose con las autoridades del Parque Nacional de Chiloé y la comunidad, desarrollaron propuestas para la creación de una plataforma de promoción y adquisición de infraestructura para el avistamiento de fauna marina.

La integración de esfuerzos entre comunidades de zonas protegidas y entes gubernamentales hacen posible que se consigan acuerdos que beneficien al turismo y a sus poblaciones.

Invitamos a leer la nota completa en Ecoticias

Fotos:Ecoticias, Daniela Alvarez, Ralek
306_QRVH_ecoturismo-panama-3
Playa dani
Gransabana Ralek

Artículos Relacionados

«
»