NOVEDADES

La sociedad del siglo XXI se ha caracterizado por ser del tipo consumista, existe en ella  una especie de  inconsciente colectivo que nos invita al malgastar, pero cuando el deterioro ambiental es un tema de opinión pública es necesario preguntarse si es hora de convertir menos en más.
La palabra reducir esta directamente asociada con la perdida. Hablamos reducir calorías, reducir costos y reducir salarios, pero casi nunca pensamos que con poco se pueden lograr grande cosas. En el mundo del reciclaje la situación es completamente diferente, el hecho de disminuir es un factor esencial para el cuidado del ambiente, ya que el mejor residuo es el que no se produce.
Una década ha transcurrido desde que  la regla de las tres erres o simplemente las 3R fue popularizada por la organización de ecología Greenpeace. Esta propuesta tendría como base el desarrollo estratégico de medidas para el manejo de desechos, así como dar prioridad a la reducción en el volumen de  residuos generados.
Se preguntarán  entonces; cómo reducir sin rendirse en el intento. Es sencillo: El primer paso para reducir es nivelar el consumo de luz y agua. La palabra clave en tanto a la electricidad es desconectar; desconecte los electrodomésticos que raramente utiliza, así como los cargadores de celulares, transformadores y fuentes de poder.
El apagar los televisores y sistemas de sonido de manera directa y no utilizar el control de mando a distancia ahorra un 30% de energía. Asegurarse de que la computadora está en el  modo de dormir o hibernar, permite  que se consuma menos electricidad en periodos de inactividad.
A la hora de lavar la ropa, procure hacerlo a mano y si es necesario utilizar la lavadora ponga el nivel de agua adecuado para la cantidad de prendas que desea lavar; utilice agua fría cuando pueda, y siempre para enjuagar.
Disfrute del clima y de la luz solar, de uso los aires acondicionados y calefacción sólo en momentos necesarios y al hacerlo cierre las ventanas, impedirá así su derroche. Lo más importante y básico es apagar el interruptor de luz cada vez que se deja la habitación y trabajar durante el día en la medida de lo posible para aprovechar la energía natural y respirar el aire fresco.
El agua puede ser ahorrada en simples maneras. La hora del baño puede compartirla con los  hijos o la pareja, es  recomendable tomar duchas y cerrar el grifo a la hora de enjabonarse. Al afeitarse puede llenar el lavamanos  en vez de dejar correr el agua y al cepillarse cerrar y abrir la llave de manera intermitente. De este modo se ahorran entre  19 litros y 50 litros de agua.
No deseche: re-use
Al hacer las compras lleve una bolsa de tela o un carrito, evite el consumo de los productos excesivamente empaquetados, tome en cuenta que  los envoltorios de cartón o papel y los envases de vidrio son los menos dañinos. Envolver la comida en plástico adherente, papel de aluminio o bolsas puede reemplazarse por recipientes aunque intentar reutilizarlos nunca está de más. Recuerde, también,  que  las bolsas del mercado pueden ser utilizadas como bolsas de basura.
A la ropa podemos darle doble uso, no tire a la basura aquello que ya pasó de moda, nunca se sabe que prenda pueda catalogarse como vintage, también es factible hacer donaciones o convertir accesorios viejos en originales piezas, todo depende de la imaginación y la creatividad.  
Es necesario utilizar el papel por ambas caras, así como donar el que se considera inservible a corporaciones dedicadas al reciclaje. Sustituir las servilletas o toallines por trapos o telas para la limpieza es de gran ayuda al igual que convertir las latas  en lámparas o macetas y las cajas en estantes o gavetas.
La premisa es siempre disminuir, evitar el agotamiento de los recursos que trae como consecuencia la perdida de calidad del ambiente y por ende la perdida de calidad de vida; actividades sencillas como caminar hasta su destino, utilizar una bicicleta como medio de transporte, preferir las pilas recargables y separar la basura le ayudaran no solo a ahorrar dinero y mejorar tu salud sino que a la vez le estará  dando una mano al planeta.

 

Autor: Paola Palacios

19/04/2012

menosesmas
menos

Artículos Relacionados

«
»